Los afortunados a los que un boleto de loterias les cambió la vida

¿Quién no ha fantaseado alguna vez con sus amigos, familia o pareja que harían si les tocase un premio de lotería? Esos sueños (que nunca son baratos) en los que nos imaginamos cómo sería nuestra vida con unos cuantos millones de euros en el bolsillo.

Un viaje a las paradisíacas Islas de las Maldivas… Ese coche con más caballos que la feria de abril… o una casa de ensueño con tantas habitaciones como el palacio de Buckingham.

Todas esas conversaciones suelen empezar con un: ¿Te imaginas…?, pues las historias que les contamos a continuación empezaron con unos cuantos euros invertidos en una administración de loterías y días después la realidad superó a la ficción.

Sueños basados en hechos reales

Comprar euromillón online (https://www.loteriaseldolar.es/)

Año 2011 en Pilas, una localidad sevillana de 13.000 habitantes. Francisco, un joven panadero de 36 años, regentaba el negocio de sus padres, el cual sacaba adelante con gran esfuerzo y sacrificio. Se levantaba cada mañana muy temprano para recorrer el pueblo de un extremo a otro repartiendo sus productos en su Citroen Berlingo.

Una mañana del mes de mayo Francisco decidió acercarse a una administración de loterías y comprar un boleto de euromillón sin saber aún que su vida estaba apunto de cambiar para siempre. Su apuesta resultó agraciada como único acertante de primera categoría. Cinco números y dos estrellas que le otorgaron el premio de 121 millones de euros. Con tal friolera cifra de millones, el panadero decidió echar el cierre de su panadería el lunes siguiente. 

Entre sus primeros caprichos, viajó a Nueva York con su pareja alojandose en un suite de 700 € la noche, se compró un Porsche Cayenne, una moto BMW de alta cilindrada, se construyó una mansión (eso sí, a las afueras de Pilas cerca de su familia), adquirió un dúplex frente a la catedral de Sevilla y llevó a su padre enfermo de corazón y gran aficionado taurino a recorrer las mejores plazas de toros de España antes de fallecer.

Otra de las historias más recientes de afortunados que han resultado agraciados con este premio en España fue el pasado 7 de julio en Mayorga (Valladolid). Un grupo de amigos, todos naturales de la zona, que llevaban jugando juntos a euromillón unos años, fueron acertantes de primera categoría en el sorteo, llevándose ni más ni menos que un bote de 144 millones de euros.

Comprar primitiva online (https://www.loteriaseldolar.es/)

El pasado 7 de marzo en Madrid, un grupo de cuatro amigos que llevan 5 años jugando juntos a la primitiva no sabían que estaban a tan solo unas horas de que la suerte diera un vuelco a sus vidas. 

Cada semana uno de ellos era el encargado de acercarse a la administración y jugar 4 € al sorteo de la primitiva del sábado. Compartían un grupo de whatsapp en el que se adjuntaba siempre el boleto con las apuestas de cada semana. La mañana del 7 de marzo le tocaba ir a uno de los amigos a la administración para llamar a la puerta de la suerte. 

Nuestro afortunado se encontraba con su primo en un bar y este le comentó la posibilidad de hacer la apuesta de forma online y así no tener que desplazarse hasta la administración de loterías. Hizo las combinaciones mediante una app con una administración de Orense (Galicia). Jorge, el lotero de Orense, registró la jugada a las 19:58 del sábado, quedando cerradas las apuestas para la  primitiva a las 20:30 de ese mismo día. 

Cuando nuestro protagonista consultó los números premiados con los de su apuesta quedó completamente atónito al ver que la combinación ganadora coincidía en rojo con las cifras de su boleto, ¡los cuatro amigos habían ganado 11 millones de euros! El resto del grupo estaba tomando algo y jugando a los bolos cuando recibieron la llamada de su amigo… Ante el estallido de euforia y alegría algunos se presentaron en casa de este con los zapatos de la bolera puestos y aún perplejos sin poder creerse que la semilla de la suerte estaba en el bolsillo de su amigo.

Se conocen cientas de historias más de agraciados en la lotería, como los 7,69 millones de euros que ganó en la bonoloto un vecino de Alcira (Valencia) o de los famosos 400.000 euros al décimo del primer premio (el gordo) que reparte cada año la lotería de navidad en nuestro país, y que siempre suelen contar los agraciados que se destinan a “tapar agujeros” (con una chalet encima). 

Como podéis comprobar, por obra del destino, algunos de estos grandes sueños suelen cumplirse en pequeños pueblos de nuestro país. Nosotros os esperamos en Mazarrón (Murcia), repartiendo ilusión durante cuatro generaciones. En nuestra administración de loterías El Dólar llevamos desde 1956 escribiendo nuestras propias historias y haciendo realidad los sueños de nuestros clientes. 

¡Comparte en tus Redes Sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *