Loterías El Dólar: El mejor amuleto es una buena imagen

Llegó el momento de darle un cambio a nuestra imagen corporativa. Con ello, queremos crear un vínculo con nuestros clientes que defina los valores, el mensaje y la filosofía que nuestra Administración de Loterías El Dólar quiere proyectar en todos vosotros, nuestra gran familia.

Queremos compartir con vosotros el procedimiento del cambio y explicaros el porqué de cada uno de los componentes de nuestro nuevo “branding” (imagen de marca). Para ello, os daremos una pequeña masterclass de Marketing. Nunca viene mal acostarse sabiendo algo nuevo, como ya sabéis, el conocimiento nunca ocupa lugar.

Nueva imagen Loterías El Dólar

En el mundo de la suerte y el azar siempre nos encomendamos a los amuletos, incluso los menos supersticiosos tienen sus manías. Nuestra suerte sois vosotros y nuestro premio vuestra felicidad cuando resultáis ganadores en los sorteos. 

Hemos querido convertir nuestro nuevo imagotipo en el amuleto común de esta gran familia. 

Logo para el blog

“El logo es una promesa, una forma de expresión”

La simbología representa un modo de vida, la diferenciación del resto de administraciones. Se necesita para existir, conseguir una identidad y dotarnos de presencia. Nuestro nuevo imagotipo consta de varios elementos que en conjunto forman nuestro nuevo “amuleto de la suerte”:

  • Bombo de la lotería de navidad: Los protagonistas indiscutibles del sorteo nacional de lotería de navidad, los encargados de repartir suerte. Acaparan las miradas, los deseos y las ilusiones  de millones de personas cada 22 de diciembre.
  • Trébol de cuatro hojas: Como si del bombo cayera hemos seleccionado esta hojita de la fortuna, que representa la bola con el número premiado y una nueva vida para el afortunado. Según la tradición, por su rareza biológica e infrecuente, traerá buena suerte al que la encuentre.
  • Símbolo del Dólar: Por supuesto este no podía faltar. Nuestra razón por la cual trabajamos a diario soñando por repartir premios entre nuestros clientes. El Dólar representa riqueza y prosperidad económica en términos de mercadotecnia.

Todo influye, hasta los colores. Nuestros nuevos colores corporativos también se basan en el compromiso con nuestros clientes y los tonos identificativos de nuestra administración de Loterías El Dólar:

  • Azul: Representa responsabilidad, lealtad y confianza. Esos valores con los que trabajamos duro día a día para conseguir vuestra fidelidad y poder así seguir creciendo.
  • Dorado: El color del oro, siempre asociado a la riqueza y la fortuna. Los premios con los que nuestros premiados darán un cambio radical a sus vidas y podrán cumplir algunos sueños al alcance de pocos (los sueños no suelen ser baratos). El dinero no da la felicidad, pero si ayuda (y mucho). 

Por último, pero no menos importante, bajo el eslogan “Trabajamos creando ilusiones”, nuestra administración promueve el trabajo y el progreso diario por parte de nuestro espléndido equipo para conseguir así estar a la altura de nuestra máxima prioridad: vuestra satisfacción. Desde Loterías El Dólar consideramos un orgullo poder trabajar repartiendo ilusiones y compartiendo vuestras alegrías.

Como no podía ser de otra manera, queremos terminar nuestro post dándoos las gracias a todos por confiar en nosotros y permitir que este sueño se haga realidad. Nuestro esfuerzo por seguir creciendo y poder así ofreceros el mejor servicio pasa por vuestra fidelidad a nuestra administración. Os esperamos en nuestra web https://www.loteriaseldolar.es/ y os deseamos toda la suerte del mundo.

Loterías el Dólar: Nuestra ilusión es que se cumplan vuestras ilusiones

Se dice que al ser humano nos sostiene la ilusión como a los pájaros las alas. Somos seres racionales pero sin duda alguna emocionales… Nos movemos por sentimientos y emociones con afán de mejorar nuestra vida y la de los que nos rodean. La ilusión se define como un sentimiento de alegría y satisfacción que produce la realización o la esperanza de conseguir algo que se desea intensamente.

El sueño de los despiertos 

Vivimos tiempos convulsos y complicados que nos deparan un futuro incierto y lleno de interrogantes para muchos de nosotros. Pese a la pandemia por la covid-19 y la consecuente crisis económica en la que nos vemos inmersos, seguimos luchando día a día más unidos que nunca para salir de esta situación. 

“Queda totalmente prohibido levantarse sin ilusiones”

En Loterías El Dólar os invitamos a ser participes de esa esperanza que nosotros llamamos ilusión porque algo bueno llegue, ya que la esperanza es lo último que se pierde. Bajo este pretexto de ilusión y esperanzas por un cambio drástico en la vida cotidiana, surgieron las loterías. Un pequeño gesto como comprar un décimo de lotería en nuestra administración, puede significar un gran giro de 360º y revertir la situación con un golpe de suerte que cambiaría por completo el guión de nuestras vidas. Como le pasó a nuestro siguiente protagonista.

Milagro de navidad: La suerte del gordo sonríe a un senegalés

En 2015 Gnane, un hombre de Senegal de 35 años, fue uno de los afortunados que tenía en su bolsillo un décimo del 79.140, el número con el premio gordo de la Lotería de Navidad. El sorteo repartió varios millones de euros entre los vecinos de la localidad almeriense de Roquetas de Mar. 

Ngane llegó en 2007 a las costas de Tenerife en patera acompañado de su mujer.  “Estábamos 65 personas en aquella patera y gracias a los españoles estamos aquí, ellos nos salvaron cuando ya estábamos en el mar” recordaba Ngane. El hombre de origen africano encadenó varios trabajos temporales y mal pagados en el sector agrícola, primero en el municipio de La Mojonera y luego en Roquetas de Mar. Una mañana decidió comprar un décimo de lotería en una de las administraciones del pueblo y la suerte quiso concederle una nueva vida junto a su familia. “No me lo puedo creer, si le digo que no teníamos ni cinco euros para pasar el día”, afirmaba nuestro protagonista a los medios de comunicación, “mi familia ayer no pudo desayunar porque no teníamos dinero para comer”, reiteraba Ngane. 

Tras una vida repleta de miserias y pobreza, y haber luchado con esfuerzo y sacrificio para sacar a su familia adelante, un golpe de suerte en forma de 400.000€ supuso para Ngane la oportunidad de empezar a escribir una nueva y bonita historia junto a los suyos.

Desde nuestra Administración de Loterías El Dólar queremos transmitiros esa positividad en forma de ilusión durante estos duros momentos que atravesamos. Y recordad siempre que solo encuentra la derrota aquel que deja de soñar.

El Dólar: Administración de Sueños y Loterías.

Historia de una ilusión.

Nos remontamos a 1956, una España aún en blanco y negro. Pongámonos un poco en contexto: Una ola de frío siberiano sin precedentes azotaba la península, TVE iniciaba su emisión desde los estudios del Paseo de La Habana en Madrid, llegando por fin a los primeros hogares españoles y el Rey del Rock & Roll Elvis Presley lanzaba su primer disco al mercado y comenzaba a crearse el legado del que a día de hoy sigue siendo y será toda una leyenda.

Eran tiempos difíciles para un país sumido en la escasez que luchaba por remontar el vuelo tras haber sufrido los estragos de una guerra civil. Momentos complicados y un pueblo español con ganas, ganas resarcirse por todo el sufrimiento vivido años atrás. 

En Mazarrón, un pueblo costero de la región de Murcia, Antonia, una mujer guerrera con afán emprendedor, apuesta por montar su propio negocio, un despacho de quinielas. La idea de repartir ilusión y premios que solucionaran los problemas económicos por los que muchas familias estaban atravesando fue el principal motor que sustentó este proyecto en el que invirtió tanto tiempo, esfuerzo y sacrificio.

Antonia falleció en el año 1966, momento en el que su hermana Leonor se hizo cargo de intentar cumplir el sueño por el que Antonia tanto había luchado. Leonor consiguió ampliar su negocio y dar un paso más para asentar las bases de un sueño que empezaba a cumplirse. No tardaron mucho en llegar los primeros premios (entonces en pesetas) y con ellos los primeros agraciados, que iban a la administración de Leonor a celebrar lo que para muchos fue la solución de grandes problemas y la posibilidad de poder empezar una nueva vida. 

La fábrica de los sueños en Murcia.

En el año 1983 Leonor pasó el negocio a su hija Maria Leonor. Entre 1985 y 1995 se fueron incorporando al negocio otros nuevos juego activos como primitiva, bonoloto y gordo de la primitiva, además de la lotería de los jueves y sábados y la del sorteo nacional de navidad. Tras años de duro trabajo consiguió convertir la administración de loterías en una empresa familiar, que más tarde en 2008, pasaría a manos de su nieta Lola y que en la actualidad regenta su bisnieto Javier. Cuatro generaciones repartiendo premios e ilusión y una empresa con esencia familiar que nunca deja de crecer. 

En 2014 Javier coge las riendas del negocio, un chico con ilusión, ganas y ambición por llevar la empresa al siguiente nivel. No tardó mucho en sonar la campana, esas mismas navidades se produce el milagro. La administración de loterías El Dólar vende el primer premio del sorteo nacional de navidad, repartiendo 20 millones de euros entre sus clientes y dando a conocer en toda España lo que un día comenzó siendo el sueño de su querida bisabuela.

“Nuestro premio de ver como se cumplen vuestros sueños”

En la actualidad, Javier ha ampliado la plantilla de trabajadores, reparte boletos de lotería en más de 70 puntos de venta en toda la Región de Murcia y ha conseguido colocar a la administración de loterías El Dólar como referente, no solo a nivel provincial, también a nivel nacional gracias a la digitalización del negocio ofreciendo la posibilidad de comprar loterías online https://www.loteriaseldolar.es/. Pero lo más importante de todo, sigue conservando a sus clientes de siempre a los que ya considera parte de esta gran familia.